He leido y acepto los términos de uso y con
la Política de privacidad al confirmar el envio del formulario.

Pide tu cita

"Aquello que la oruga llama el fin del mundo, el resto del mundo lo llama mariposa." Lao Tse

Teléfono:
657538648

Envia un email:
martanieto@cop.es

Oscar, 27 años, fotógrafo

1- ¿Qué te hizo buscar ayuda psicológica?

No hubo ningún desencadenante, simplemente hacía años que notaba que había cosas en mi y en mi vida que no terminaban de funcionar, no sabía que era ni cómo solucionarlo, así que pensé que quizás hacer terapia podría ayudarme.

LEER MÁS

Julia, 32 años, enfermera

Mi cuerpo pedía a gritos acudir a terapia, tenía conflictos que solucionar que con un tratamiento anterior y de abordaje diferente no habían quedado resueltos. Sentía que si lo resolvía podría vivir libre de los miedos del pasado, dejando atrás aquellas cosas que arrastraba desde mi infancia más temprana y que me interferían en mi día a día.

LEER MÁS

Marisa, 45 años, médico.

Cuando me planteé la idea de ir al psicólogo, inmediatamente empecé en una pelea conmigo misma. Por una parte lo necesitaba, porque no me gustaba como era mi vida y eso me hacía sentir muy triste. Por otra parte, me decía que ir al psicólogo era para los “taraos”. Gracias a Dios, ganó la parte que decía que lo necesitaba y me anime a buscar un buen psicólogo.

Le pregunté a una amiga que sabía que estaba yendo a terapia y ella me habló muy bien de Marta.
Aún con la pelea en mi interior, decidí llamar y pedir cita.

Marta me dio confianza para poder explicarle lo que me ocurría, me dio recursos y explicaciones que me ayudaron a entenderme mejor, esto ayudó a bajar la ansiedad, la tristeza y empecé a encontrarme mucho mejor.

Empezó a formar parte de mi vida la palabra “tomar consciencia”. Me di cuenta que había estado viviendo en una nube durante mucho tiempo. Vivía fantaseando lo que me gustaría tener en el futuro o recordando mi pasado sin tocar a penas el presente. Ahora sé, que lo hacía porque no me gustaba lo que había en el presente y de esa manera huía de ello.

La terapia me ha ayudado a cambiar la forma de mirar la vida. Ahora la miro de frente, de forma adulta desde lo que hay y no desde lo que me gustaría que hubiera. Ha supuesto un largo y duro trabajo personal pero ahora llevo las riendas de mi vida. Por supuesto aconsejo a todo el que necesite un psicólogo que lo haga.

LEER MÁS

Pablo, 27 años, estudiante.

Desde hacía tiempo veía como cada vez estaba peor conmigo mismo y, por extensión, con la gente que me rodeaba. Trataba de pensar que iba mal en mi vida para sentir la angustia tan grande que soportaba dentro de mí, pero objetivamente yo estaba ‘bien’. Poco a poco, esa bola de malos sentimientos y sensaciones fueron tomando el control de mi mente y cuerpo, privándome de muchas cosas que me gustaban porque me sentía tan mal conmigo mismo que me volví incapaz de disfrutar de las cosas buenas de mi vida, y las cosas no tan buenas suponían un drama emocional. Todas esas sensaciones y pensamientos me hicieron creerme que yo no era normal, que estaba loco, que algo no funcionaba en mi cabeza.

LEER MÁS

Rebeca, 32 años, administrativa

Yo nunca había tenido problemas de ansiedad, conocía a personas que si los padecían, pero no me podía hacer una idea de por lo que estaban pasando. Un día, hace ya unos años, empecé con síntomas de ansiedad, me asusté bastante ya que no sabía que me estaba pasando, sobre todo sentía una falta de control y un miedo muy intenso.

Me sentí muy perdida y muy sola. No lo dude mucho para ponerme en contacto con un profesional que pudiera ayudarme.

LEER MÁS

Esteban, 40 años, funcionario.

La verdad es que no se cómo empezar. Supongo que llega un momento en la vida en que sea por un hecho externo o interno uno se replantea todo, es decir, se cuestiona toda su vida, su significado, su meta, su existir. A veces te das cuenta de ello y otras es necesario que algo o alguien te abra los ojos y salgas de esa ceguera por la que uno transitaba.

LEER MÁS

Silvia, 32 años, secretaria.

Llevaba seis años de relación con mi pareja. Me sentía insatisfecha y culpable al creer que aquello no funcionaba por mi culpa. Cuando llegué a terapia mi cuerpo iba también resentido, dolores de cabeza, caída del cabello, me sentía muy triste y a menudo con ansiedad e incluso algún ataque de ansiedad.

LEER MÁS

Pedro, 28 años, ingeniero.

Mi historia supongo que tendrá mucho en común con la de muchas otras personas. Especialmente, desde el punto de vista que tenemos las personas que nunca hemos estado en una consulta de psicología.

LEER MÁS

Luis, 43 años, funcionario.

Me llamo Luis, siempre me ha costado mucho tomar decisiones. Me he dejado llevar por los demás. Me he encontrado en situaciones donde me tocaba posicionarme y no era capaz. Todo esto me ha causado mucho malestar interior y ansiedad. Dolores de cabeza, de estómago, cansancio. En los momentos en los que tenía que tomar una decisión, me sentía incapaz de hacerlo, bloqueado y con mucho desasosiego.

LEER MÁS

Elena, 38 años, dependienta de tienda.

Decidí acudir al psicólogo porque me encontraba muy triste. Acababa de dejar una relación de pareja que me había descolocado mucho. Ya no tenía sentido mi vida anterior después de lo que había vivido con este chico. Como decía, me sentía muy triste, con ansiedad y decidí buscar ayuda profesional. Tenía el apoyo de mi familia, mis amigos, ellos me escuchaban pero no sentía que me estuvieran ayudando lo suficiente y les veía muy preocupados por mí.

LEER MÁS

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continuas navegando se entiende que aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar